El Cubo de Joana

Exposición extendida con trayecto interior y exterior

Esta pieza es el recorrido de un trayecto que era físico y también un recorrido vital que se cerraba

y en el que se podía participar como en una realidad aumentada «analógica». La historia superpuesta es la de una garza real posada en medio de un estanque al anochecer que fotografié en el 2013 en el parque de Bouchemoint en París. Su quietud me recordó a la incertidumbre del ruiseñor de Óscar Wilde cuando espera al amanecer  para clavarse la espina del rosal en el pecho y morir para teñir una rosa de rojo. Sacrificios heróicos por causas vanas. Y es que nada merece no ver otro amanecer.

 

Es por eso que mi garza posada en el estanque, como nos posamos nosotros mismos en nuestro interior cuando tenemos que tomar una decisión importante y nadie nos puede acompañar en esa soledad existencial, levanta el vuelo desde el salón de una vivienda particular en Ronda de Don Bosco para buscar el amanecer calle abajo.

 

 

 

Montaje de la instalación de la noche interior y la garza en el salón de la vivienda privada.

 

 

Por una calle que funciona como escenario perfecto de esa búsqueda desde la oscuridad hacia la luz. López de Neira es una calle céntrica viguesa con un trazado que recuerda a un tobogán cuesta abajo y atravesado por un puente que todos los que somos de la ciudad lo tenemos como un emblema de Vigo. Del túnel para arriba es la oscuridad, la zona desconocida al girar la pronunciada curva. Del túnel hacia abajo es la luz, la calle se anima, los negocios florecientes fueron en esta parte de la calle.

Finalmente la garza se vuelve a posar , otra vez en un interior. En un interior en el que amanece. La pared que oculta el jardín interior se tiñe con la luz coral del amanecer.

La pieza es un autorretrato escénico que utilizo a modo de autobiografía. Yo misma desplegada en el espacio y proyectada en el tiempo. Una parte interior  y una exterior, las bambalinas y el escenario. Siempre con una entrada del personaje alterego a escena y una salida para volver al jardín interior, dentro de La Casita Roja. Ésta es una estructura que se repite en muchas de mis obras como La Diva, El sol siempre sale para todos, Creaturas o el Túnel del Tiempo

Interior de la instalación pictórica en el espacio Cubo