La Diva, historia del Desencanto en tres capítulos

 

La Diva

es uno de los personajes alterego que sale a escena para contar el Desencanto. El desencanto como maduración de un recorrido vital.

Las piezas están hiladas como las escenas de una película o los dibujos de un cómic siguiendo una  narración. Por eso la pieza final de esta serie es un libro que ordena todas las obras y les da su sentido dentro de la serie.

La serie se concibe con un concepto narrativo clásico aristotélico de presentación, nudo y desenlace que se divide en tres capítulos. También hay una escenificación muy teatral en el que la Diva, se traviste en el segundo capítulo, como si al tomar la decisión de actuar, al tomar un papel activo, tuviese que salir a escena. Haciendo un simil con lo que es sólo pensamiento como mundo interior y acción como mundo exterior. Este concepto se hace evidente físicamente en instalaciones como «El sol siempre sale para todos» donde el concepto de vida externa se muestra como si fuese una valla publicitaria, mientras el mundo interior es un dormitorio-jardín oculto en la trasera de la valla.

El desencanto se plasma de forma metafórica a través de unos peces de colores que como las ilusiones no son tangibles ni alcanzables. Al darse cuenta la Diva de la naturaleza de los mismos decide matarlos.

El proceso de maduración es sugerido en el segundo capítulo a través de una metamorfosis del personaje al que le salen cuernos de ciervo. Hay cierta ironía en este hecho ya que las ciervas no tienen cuernos, son cuernos postizos que ponen de relevancia la impostación  a la que juega el personaje, la fragilidad que se oculta siendo torpe en la forma, pero eficaz en la ejecución de la decisión. Como Diva personaje histriónico con un equilibrio poco consistente entre fragilidad y potencia.

 

La serie se desarrolló en tres años y está compuesta por dibujos y pinturas como eje vertebrador, pero también creé instalaciones que funcionaban como narraciones inmersivas en las que el espectador compartía espacio con los personajes y al recorrerlo participaba del camino de vida que estaba haciendo la Diva.

 

Capítulo 1

La Diva nació en Berlín, en la última oscuridad del invierno. Apareció misteriosa, envuelta en blanco y negro y seguida de su séquito, admirada por el color de los peces, maravillosa, divina, venenosa…
Al principio era todo glamour, pero había sombra en su interior. No sabía exactamente qué venía a hacer en mi mundo, pero yo también estaba fascinada y sentía curiosidad….

 

 

 

 

 

Capítulo 2

La Diva inicia un viaje sin retorno. En él, metamorfoseada, acepta su naturaleza y su destino.

 

Capítulo Tres

Consciente de sí misma, acomete la tarea para la que ha sido invocada: asesinar a los peces de colores. La etapa del viaje llega a su fin. Por delante, todas las demás etapas que están por venir…