The Cabinet of Cándida Standwick

 

Una idea que se repite siempre, el agujero al que te asomas, desde el que ves el otro lado. El pozo de Alfanhuí y los agujeros del patio dela abuela Salud. El Abismo de Anish Kapoor y la construccion en abismo. Algunos agujeros son negros y otros se abren a la luz. La primera pantalla que se abre hacia La Casita Roja, dentro el marco del espejo que se abre para descubrir a Cándida y una de sus creaciones Toni. Composición en abismo. Un laberinto de telones que nos lleva, atravesando capas de intimidad, hasta el jardín interior de la Casita de Roja donde por primera vez  descubrimos a Cándida Standwick, el personaje que crea.

Planos de papel que construyen un espacio, una escenografía.Cintas de papel que construyen y se desmoronan.

Esta misma idea se vuelve a plantear en la instalación del 2017 » En el espejo yo no era Beatriz»

Esas cintas de papel se construyen para crear un recorrido del espectador por las entretelas del mundo interior del personaje de Cándida Standwick. Buscaba que el caminar de la instalación fuese como el fluir de una hoja en una corriente de agua, que se va encontrando con pequeños obstáculos o quiebros que la demoran, pero no la paran, como una danza.

 

 

El invierno está fuera, pero dentro está el verano eterno. Como la luz de Cádiz en la Alameda o en Bahía Blanca. La luz de la Habana en los años 50.