Antagonist

Sobre Cándida Standwick

Escenarios fragmentados y personajes de identidad confusa. Metamorfosis, secretos, orden y caos mezclados en la intimidad de un cuarto en el que cada cual puede elegir quién quiere ser. ‘The Cabinet of Cándida Standwick’ es el último trabajo de la artista española Pilar Alonso Un conjunto de dibujos de grandes dimensiones, instalaciones, giclées. y pinturas que reflexionan sobre la mentira, el voyeurismo y el conflicto de políedricos personajes en el mundo interconectado del siglo XXI. Candida Standwick, personaje nacido al calor del primer trabajo narrativo de Alonso, la serie de ‘La Diva’, se enfrenta en esta nueva serie a la confusa metamorfosis de un corazón en busca de alivio.

El extraordinario imaginario de Alonso, donde cada objeto, cada color, formato y textura tienen un significado, toma aún más cuerpo en este trabajo en el que podría hablarse de hiper narratividad. En la geografía inventada por Alonso los personajes saltan de escena, evolucionan, se revelan en formatos y acciones que, como la vida misma, son difíciles de predecir. Si el aprendizaje del desencanto centraba la evolución de ‘La Diva’ en forma de peces de colores, en ‘The Cabinet’ el desarrollo de los temas se amplía en una suerte de paisaje significante lleno de mariposas y criaturas metamórficas. Un atlas geográfico colorista y simbólico en el que las respuestas son más abiertas y el papel del espectador más activo. “Has de construir el significado como construirías tu perfil o interpretarías las noticias leídas en internet, juntando trozos, sumando recortes”, ha contado la propia artista.

Cándida Standwick, la artesana que manufactura postizos, pelucas y prótesis ayudando al resto a configurar su identidad, está en el centro de este imaginario claroscuro en el que nada es lo que parece. Como extraídos del universo confuso de David Linch, otros inquietantes personajes completan la ciclogénesis simbólica de Alonso, una artista de mirada crítica cercana a la nueva figuración de Balthus y Paula Rego. La ambigua sexualidad de Toni Volouns, la inocencia rota de Pepa Clark o la teriantrópica Frida Paluchi, mitad mujer, mitad perra, tierna en conveniencia, fiel a ratos; son algunos de los personajes de esta obra interdisciplinar.

Fátima Vila.